Introducción

Los acontecimientos ocurridos en el llamado “Falso Tsunami” en el borde costero del Gran Concepción en Enero del 2005, dejaron en evidencia el precario grado de preparación de la población para enfrentar los peligros de un fenómeno natural. Esta fue la semilla que impulsó las gestiones para combinar las acciones conjuntas de la Universidad de Concepción, la Oficina Nacional de Emergencia y la Secretaría Ministerial de Educación de la Región del Biobío, para llevar a la población escolar un programa de prevención de desastres, que cubriera en su mayoría, las eventuales catástrofes que pudieran darse a lo largo y ancho de nuestro país.

La visión del programa es, a través de los niños, llegar a toda la familia entregando estrategias y conocimientos para enfrentar los desastres naturales y poder prevenir las reacciones negativas frente a un cataclismo.

El proyecto se inició el 2009, pero el terremoto de Febrero del 2010, obligó a destinar nuestra energía en salir adelante después de este gran desastre. El año 2010, nos dio la pauta para impulsar el proyecto. Las prioridades fueron las reconstrucción, pero iniciando el 2011 logramos conseguir los recursos para desarrollar un proyecto piloto que se concentra en el primer ciclo básico, niveles NB1 (1er y 2º básico) y NB2 (3er y 4º básico), para los fenómenos de Terremoto y Tsunami.

El objetivo principal del proyecto, es entregar los conocimientos adecuados para enfrentar los fenómenos naturales que podrían acontecer y ofrecer de una manera cercana, diversos consejos que en los momentos oportunos podrían salvar las vidas de nuestra familia y comunidad.